Autocuidado

¿Qué te permite vivir más conectada contigo misma?

By abril 30, 2021mayo 17th, 20212 Comments

En estos días que vamos a empezar con nuestra 2ª edición del Programa grupal de Bienestar Integral Concilia Conciliándote para madres emprendedoras/trabajadoras, hemos querido reunir el pensamiento y el sentir de mujeres que seguimos diariamente y que son maravillosas.

A la pregunta «qué te permite vivir más conectada contigo misma», nos han dicho estas palabras tremendamente inspiradoras que os hemos querido compartir:

Pulsa en sus nombres para saber dónde encontrarlas 😉

«Cuando me descubro perdida y desvitalizada en “el hacer”, camino más despacio, escuchando más mi vida, mi cuerpo y mi intuición, respetando más mis verdaderas necesidades.
La fértil NADA es muy nutritiva para nosotras, como lo es el invierno. Y para ser creativas y seguir dándonos, necesitamos detenernos a pesar de que desde niñas nos asustaran diciendo que lo peor es «perder el tiempo».»

«Recordar durante el día que, más allá de lo que me esté ocurriendo ahora, hay una parte de mi que vive en lo eterno, en expansión infinita.

Da igual lo que haya pasado…ese refugio está ahí siempre. Cuando vivifico ese lugar, mi visión se amplifica y ello me aporta una tremenda paz.»

«Darme cuenta que la vida es un regalo y estar muy atenta a escuchar mis necesidades y ser coherente con ellas.

También me permito disfrutar al máximo de aquellas experiencias y relaciones que me nutren.»

«Lo que me permite vivir más conectada conmigo misma es el hecho de crear momentos de introspección en donde puedo escuchar mis emociones, mi cuerpo, mi energía… por ejemplo, cuando camino en la naturaleza, cuando bailo y nado, cuando escribo en mi diario, cuando estoy en silencio, o cuando comparto con amigas, comparto en círculo.»

«Siento fuertes momentos de conexión conmigo misma cuando me pregunto: ¿qué necesito en este momento realmente? Y no apresuro la respuesta, más bien dejo que sea el cuerpo, la respiración, una sensación o emoción los que me vayan hablando de mi necesidad real. 

Me acuerdo de preguntarme eso cuando me siento incómoda, insegura, confusa o muy cansada de repente. Y entonces sé que si me hago esta pregunta estaré abierta y preparada para escuchar una respuesta que quizá no sea lo que a mi mente más le gustaría que yo hiciese. 

Estar dispuesta a dialogar con mi sentir, a cubrir mis necesidades más sencillas como descanso, ocio, expresión, creatividad, comida nutritiva… es quizá lo más complicado y a la vez lo más simple. Pero es entonces cuando me siento cuidada. Y es así como siento que voy aprendiendo a vivir más conectada conmigo misma.»

«A mí me permite estar conectada conmigo misma bailar, danzar con mis entrañas, sentir lo que habita y conectarme con lo que hay.

Y así me siento viva, siento pura plenitud.»

«Lo que me permite vivir más conectada conmigo misma, para conocerme mejor y gestionarme mejor, es practicar el mindfulness como filosofía de vida. Vivimos en un mundo que cambia muy rápido y necesitamos de esa continua autoescucha interna, para que la vorágine no nos arrastre y acabaremos viviendo una vida no elegida.

El mindfulness me conecta con lo que hay dentro y fuera de mi y me ayuda a decidir en cada momento lo que sea más acorde con mis necesidades y las de mi familia. Me ayuda a entenderme y reconciliarme conmigo misma, para conciliar más y mejor.»

«Lo que me permite vivir más conectada a mi misma es respirar conscientemente, y así vivir consciente de cada uno de mis actos, responsabilizándome de mi vida, empoderándome.

Y así conectándome con el amor, la sabiduría y la voluntad, para ser cocreadora de esta realidad.»

«Dormir, conocerme verdaderamente, priorizar y tomar decisiones, vivir mi vida.

En España tenemos un grave déficit de sueño: dormimos 1 hora menos que en Europa siendo igual de terrícolas, 1 hora menos que hace unas décadas y, para más inri, las mujeres necesitamos dormir algo más. Conclusión, vivimos en una sociedad realmente zombi que sobrevive más que vive y en ese estado no puede haber lucidez ni conexión ni nada. El primer paso es descansar y regenerarse profundamente.

Después vendría no dejar arrastrarse por la sociedad en la que vivimos y conocernos bien, Hay miles de vías: reflexión, lecturas, astrología, coaching… Cuando nosotros cambiamos radicalmente de vida hace más de una década nos preguntamos: ¿qué haríamos si nos tocase la lotería? y ¿qué haríamos si nos quedasen tan solo dos años de vida? Y tras analizarlo bien, fuimos tras ello.
Vivimos en un pueblito en la montaña, hemos criado un hijo -ya adolescente- con tiempo y como hemos considerado mejor y hemos creado el Club Hogar Consciente entre otros proyectos bastante alejados del statu quo oficial. Si no te conoces muy bien, no podrías hacerlo.

Aprender a priorizar, postponer y renunciar, si es necesario, es básico para tomar decisiones y trazar tu mapa de Vida. Y asumir que todas las decisiones implican un coste.

Y lo último es simplemente «andar», ir viviendo cada día lo más conscientemente posible, no importa cuán lejos estés de tus sueños. Sobrevaloramos mucho lo que podemos hacer en el corto plazo, pero infravaloramos todo lo que podemos conseguir en el medio y largo plazo si sabemos dónde vamos.

Mi consejo es utilizar el potencial que esconde el Hogar para conocerte y desplegar tus alas.»

«Lo que me permite vivir conectada conmigo misma es conocerme, saber qué quiero y qué necesito, y poner limites para que mi entorno sea nutritivo.»

«Acordarme de PARAR, hacer una PAUSA y sentir lo que estoy viviendo en el momento sin añadir nada, sólo ESTO.»

«Una de las cosas que nos permite vivir más conectadas con nosotras mismas es el tenernos en cuenta.

Con tenernos en cuenta nos referimos a tomar conciencia de nuestro diálogo interno, cambiando la crítica por compasión y el juicio por tolerancia. Sería permitirnos ser nosotras mismas, con todo lo que vaya sucediendo cada día.»

«Darme el espacio de escuchar mi cuerpo, mis emociones, mis deseos y respetar eso que escucho.»

«Cuando nos sentimos mal, nuestro estado de ánimo nos confirma que estamos muy alejadas de lo que verdaderamente somos, deseamos, necesitamos, queremos y tenemos para aportar al mundo… Ese malestar también nos confirma que no estamos actuando según nuestros valores y principios ya que cuando no hay coherencia en nuestra vida dejamos lugar para el malestar. Él nos dice: «te estás desviando».

Para mi, es vital estar en coherencia con lo que: PIENSO, SIENTO, HAGO y DIGO… y mi propósito de vida.»

«Lo que me permite estar conectada conmigo es el sentido de propósito interno y la llamada de mi esencia a cumplir con mi misión liderando comunidades de gente consciente para ayudar al mundo al despertar.»

«Vivimos en un mundo dual y puedes elegir siempre vivir en el amor o en el miedo. Para mí, lo que hace conectarme a la vida es sin duda elegir vivir en el amor. El amor es aceptar cada situación tal como es y decirle un Sí grande a todo lo que me plantea la vida. Elegir el camino del amor significa la aceptación y el poder de la rendición como una gran fortaleza. Lo practico a través de la «no queja», de «no entrar en un estado de victimismo», más bien en ser consciente de que soy un ser responsable que toma las riendas de todo lo que acontece y permanecer presente en el aquí y el ahora.»

«El mar es el lugar que más me ayuda a encontrarme, pero si hablamos de recursos internos, sin duda es la meditación, aunque aún sea algo que me supone un esfuerzo, la que me ayuda a volver a mi centro y a conectar conmigo. No me hacen falta meditaciones largas, el simple hecho de colocar los pies en el suelo y dar 5-6 respiraciones profundas me hacen frenar y escuchar lo que necesito en ese momento.»

«Me concedo un tiempo para dejar de hacer, parar, cerrar los ojos y tomar un par de respiraciones profundas. Vuelvo la mirada hacia mí interior, para descubrir cómo me encuentro en ese momento y tratarme con toda la dulzura que me merezco.
Así siento que vuelvo a casa, al lugar del que partí.»

«El silencio, los sonidos de la naturaleza, respirar hondo y soltar al espirar, sentir amor al abrazar con los ojos cerrados, bailar y los momentos de parada para serenar mi ritmo, cuando doy prioridad a mi autocuidado, cuando hay coherencia en mi vida, las relaciones nutritivas, acompañar y ser acompañada, el sueño reparador.»

Carmen Gonçalvez

Author Carmen Gonçalvez

More posts by Carmen Gonçalvez

Join the discussion 2 Comments

  • Avatar MMar dice:

    Muchas gracias por esta recopilación de mensajes.
    Me ha encantado leer los consejos de estas mujeres estupendas.
    Y me ha resonado mucho lo de la «fértil nada» de Cristina.

    Un abrazo

    MMar

    • Hola MMar.

      Muchas gracias a ti por permitirme incluirte y participar en esta iniciativa.

      Un abrazo grande. Me ha encantado conocerte y una suerte dar con tu maravilloso proyecto, que tanto aporta a los hogares y a las familias.

      Carmen

Leave a Reply

9 − cuatro =